SER AGRADECIDO 


En el nombre del Clemente, el Misericordioso

Ayer fui a llevarle el almuerzo a mis hijos al colegio, un día normal como cualquier otro. Esperando a que la profesora abriera la puerta llegó otra madre de familia, en seguida pude notar la angustia en su rostro, las ganas de llorar, entablé una conversación con ella por educación, nada mas, ya saben, el típico: ¿Cómo está?, que por convención social debe ser respondido con el también típico: Bien.

Sin embargo, cuando yo cumplí mi parte de la conversación y le pregunté, ella se saltó la parte típica para pasar a la sinceridad y responderme: Muy angustiada. La interrogué: ¿Por qué razón? Su respuesta me dejó sin palabras: Es que mi familia perdió todo en la avalancha de ayer. Se le resbalaron las lágrimas y yo no supe que decir: mi mamá y mi hermana quedaron en la calle, con la ropa que tienen puesta.

Traté de calmarla haciéndole ver las cosas buenas, que al menos nadie estaba muerto, que lo material se consigue, que lo importante es la salud, etc. En eso salió la profesora, nos recibió el almuerzo y tuvimos que despedirnos.

Regresé con una de las frases que dijo ella retumbándome: es que hoy mi mamá está sentada en una silla prestada sin nada, ni siquiera chanclas porque no se las alcanzó a poner, perdió la casa, la ropa, los animales, hasta el mercado del mes.

¡SubajnaAllah! Cuan misericordioso es Dios que nos permite tener una vida tranquila, y en verdad como dice el Corán:

Si intentaran contar las gracias de Dios no podrían enumerarlas. Dios es Absolvedor, Misericordioso. (18: 16)



Cuanto tenemos sin darnos cuenta, un techo sobre nuestras cabezas, la posibilidad de comer, la salud, un trabajo, y aun si nos falta alguna de estas, o poseemos muchas mas, es nuestro deber como creyentes recordar que todo esto viene de Allah y que a Él debemos agradecer, sin embargo no es fácil:


sepan que pocos de Mis siervos son agradecidos (34:13)

¿Que podemos hacer para ser siervos agradecidos? En la sunna y en el Corán encontramos el manual para lograr ser agradecidos, aquí solo les doy unas pocas ideas.

En primer lugar, obedecer las normas que Allah nos ha dado, no basta con decir “gracias” sino que hay que demostrarlo, cumplir las oraciones, los ayunos, los actos de adoración obligatorios es una forma de agradecimiento.

También es necesario recordar a Allah en todo momento y lugar, para esto el diker y la súplica (dua) son nuestras armas preferidas, el Profeta (Bendiciones y Paz sean con él) dijo:


Recuerden a Allah en tiempos de abundancia y Él se acordará de ustedes en la dificultad. (Muslim)

Uno de los jadices que mas impresión me han causado es en el que el Profeta (bendiciones y Paz sean con él) dice:

Quien despierte con un techo sobre su cabeza, en un lugar seguro, y tenga la comida del día, sepa que ha recibido una gran bendición.  

En este relato habla de cosas básicas, cosas que todos anhelamos y de las cuales muchos en el mundo carecen, según el Observatorio de Seguridad Ciudadana, el 36% de los ciudadanos del mundo carecen de seguridad, y el 70% se encuentran sin casa propia o sin techo.

Todo lo que hemos conseguido nos puede ser arrebatado en un segundo, asegúrate pues de ser agradecido por lo que tienes, pero sobretodo, agradece a Allah la posibilidad de tenerlo.






Enlaces a esta entrada