¿QUÉ ES LA PRODUCTIVIDAD PERSONAL?

Lo primero será aclarar que con el artículo de hoy no te vas a hacer productivo de la noche a la mañana, ojalá fuera así de fácil, vamos a empezar definiendo términos. Muchas veces damos por sentado que conocemos los términos que usamos, pero a veces no es así, por ejemplo tú te dices: “Quiero ser un gran artista”, pero en un principio no sabrás que es “un gran artista” y tendrás que descubrirlo y desglosarlo de a poco.

De la misma manera muchas personas dicen: “quiero ser productivo”, pero en realidad no saben qué significa eso, piensan (o perciben) que es lograr hacer “muchas cosas”, o volverse cumplido y ordenado, ser más responsable, lograr terminar lo que empiezan, etc. Si bien todos estos son resultados asociados a la productividad personal, no son, en sí mismos, la productividad.

La productividad es un término muy de moda, y parece que es muy moderno y occidental, pero la realidad es que no es así, en muchas sociedades se ha motivado la productividad personal. Un buen ejemplo lo podemos encontrar en China. 

Durante la época de las dinastías chinas, todo debía hacerse con la mayor calidad, y todo era absolutamente todo, desde un jarrón para el agua hasta sembrar arroz, pasando por todas las variedades de artes que cultivaron como imperio. China siempre se ha caracterizado por el elevado número de población, así que un artesano tenía que hacer lo que hiciera muy bien hecho, pero tenía que hacerlo por cantidades (es decir, terminar productos). Eso es precisamente productividad personal.


La productividad personal se define como la capacidad de realizar una cantidad de tareas deseadas invirtiendo en ello el tiempo y los recursos adecuados, logrando el mejor resultado; como pueden ver, es una definición bastante vaga, pero que contiene elementos claves.


Primera clave: capacidad. 



¿Por qué capacidad? Porque capacidad es algo que la persona debe desarrollar para lograr sus objetivos. Muchas veces hablamos de talento, el talento es un don natural que nos facilita desarrollar ciertas tareas, alguien con talento para dibujar lo hará más fácilmente que quien carece del talento, pero si no desarrolla la capacidad su talento se verá desperdiciado, y es posible que alguien sin talento desarrolle una capacidad más alta.


Segunda clave: Cantidad de tareas. 

Puede ser una, pueden ser muchas, lo cierto es que con esta parte de la definición se nos anuncia que debemos cumplir, llegar a la meta, lograr objetivos. Con la procastinación y el ambiente altamente distractivo en el que vivimos, terminar las cosas se ha convertido en un reto.

Tercera clave: deseadas. 

Así es, deseadas, es decir que queremos llevarlas a cabo, puede ser debido a un gusto, a la necesidad, a decisiones que has tomado, al momento de vida que estas atravesando, lo cierto es que deseas desarrollar las tareas que te has propuesto. Ya sea que la motivación sea intrínseca (que viene de ti, del tipo quiero ser esto o dedicarme a eso) o extrínseca (que proviene de los beneficios que obtienes por llevar a cabo la tarea, como el sueldo por cumplir con el trabajo, o buenas notas en el estudio, o lograr ser freelance) es necesario tenerla.


Cuarta clave: tiempo y recursos adecuados. 


A diferencia de la productividad empresarial o económica, que busca lograr sus objetivos usando el mínimo de tiempo y recursos, buscando la efectividad, en la productividad personal se busca usar el tiempo y recursos adecuados, es decir, los que son necesarios para lograr el objetivo. Una de las cosas que se deben aprender es con qué recursos cuento y cómo los debo usar.

Quinta clave: el mejor resultado. 

La productividad buscar terminar lo que se empieza, pero no de cualquier manera, sino siempre buscando la excelencia, es algo que debemos tener en cuenta, ser productivos es sinónimos de ser excelentes.

Ya teniendo claro qué es la productividad personal, debes saber que no se trata de una serie de métodos y técnicas con los cuales puedas hacer de todo, tampoco se trata de estirar el día para que logres hacer lo que no haces en una jornada común, el día tiene 24 horas para todos.


La productividad es un camino, no un destino, y es uno que debe ser corregido, ampliado y mejorado constantemente, y que es profundamente individual, en algunos niveles puede ser compartido con compañeros de trabajo o familiares, pero en el fondo debe ser adaptado por cada uno. 

Ahora es momento de que reflexiones ¿Cuál es la razón por la que quieres ser productiva? ¿Qué buscas en la productividad? Si quieres puedes contarme tus reflexiones en los comentarios.

Nos leemos en la próxima entrega. 





Comments (0)