PRODUCTIVIDAD PARA MUSULMANES

¿Por qué es importante la productividad para un musulmán?

En esta dunia[1] es muy fácil distraernos de nuestro objetivo como creyentes, el cual es obedecer a Dios, Creador del universo. El trabajo, la familia, los amigos, todo parece hoy día constituir una distracción, ya perdí la cuenta de las veces que he escuchado jutbas[2] en donde el jatib[3] llama a la reflexión de mejorar el uso de nuestro tiempo, en la última que escuché el jatib dijo: “Cuántos de nosotros tenemos agenda, agendamos nuestras citas, nuestras actividades, y cuántos de nosotros tenemos en esa agenda tiempo para aprender Corán, para memorizar jadices, o si quiera leer temas islámicos, ¿cuándo agendamos a Al-lah, Alabado sea?”

¡Subjana Al-lah, cuánta verdad hay en esa frase! En ocasiones las obligaciones del mundo, que son necesarias, parecen no dejarnos tiempo para cumplir con nuestras obligaciones religiosas. Cuántas veces he visto musulmanes de negocios que no tienen tiempo para rezar, cuando doy consejos lo primero que pregunto es “¿estás rezando?”, la cantidad de veces que me responden “no” es desconcertante, y eso con una obligación diaria como la oración. Cultivar el conocimiento islámico, aprender lo que necesitamos para vivir nuestra religión de manera adecuada, mejorar nuestros actos de adoración, voluntariar, donar tiempo, ayudar a la sociedad, todas esas cosas que se supone que un musulmán o musulmana debería hacer como parte de la vivencia de su religión, quedan relegadas a un quinto o sexto plano, en el caso en que al menos se tengan en cuenta.

¿Con cuántas de las obligaciones religiosas cumplimos? Y cuando no cumplimos, cuál es la excusa, ¿no hay tiempo? ¿No me alcanza el día? ¿Nunca lo logro? ¿No sé cómo estudiarlo? ¿No sé cómo aprenderlo?...
Precisamente por eso, un musulmán necesita la productividad personal: para lograr vivir en la dunia y a la vez aspirar al ájira[4] cumpliendo a cabalidad con sus responsabilidades en ambos mundos, buscando el equilibrio, recordando lo que dijo el profeta Mujámmad (Bendiciones y Paz sean con él):

“Las cosas más amadas para Al-lah son las que adoptan un camino intermedio y moderado.”


Los musulmanes no debemos depender de la caridad, debemos trabajar y ganarnos nuestro sustento, tal como lo dijo el Profeta Mujamad:


“Es mejor que una persona tome una cuerda y traiga una carga de leña para venderla, así Dios preservará su honor, a que mendigue entre la gente, sin importar lo que estos le den o le nieguen" (Bujari y Muslim)


Si la persona tiene salud, si tiene los medios, debe proveerse su sustento: “El Consumir de la caridad es permitido; menos para el rico y el hábil de cuerpo" (Tirmidi), pero esto no implica que pueda descuidar los actos de adoración, es una obligación cumplir con los dos. Sumado a eso el islam busca el bienestar del creyente, por lo que se le anima a tener usos positivos de tiempo libre.

Como pueden ver, son muchas obligaciones a cumplir, y además extras que intentamos tener: debemos proveernos nuestro sustento, aprender y practicar la religión de manera correcta, cumplir con nuestros deberes como creyentes, buscar actividades de ocio licitas, dedicar tiempo a nuestra pareja, hijos, abuelos, padres, tías, y en muchos casos servir de confidentes a amigos y hermanos en la fe, y si les gusta el deporte practicarlo, leer, en fin… Todo esto puede llevar a que el musulmán se sienta abrumado, en especial en los conversos durante sus primeros años, y que llevado por su agobio tenga que escoger entre sus obligaciones para lograr minimizar el estrés.


Aprender sobre productividad le brinda la posibilidad al musulmán de equilibrar sus obligaciones, aprender sobre lo que le gusta, obtener herramientas prácticas para su vida y como lograr el tiempo necesario. El aprendizaje de productividad mejorar habilidades de concentración, manejo del tiempo, efectividad y otras que ayudan a liberarnos del estrés, y a cumplir con lo que debemos hacer.

Además, uno de los objetivos de ser productivos como individuos es la excelencia, lograr hacer lo que hagamos de la mejor manera que nos es posible, y eso está directamente relacionado con el islam, donde el Profeta Mujamad nos enseñó a buscar el ijsan[5] en cada una de las acciones.

Te invito a que reflexiones cuál es tu objetivo al convertirte en productivo, yo ya conté mi historia aquí: La razón por la que soy productiva , leela para que te inspires, e intenta responder las siguientes preguntas ¿sabes escoger lo mejor para ti?, ¿sabes priorizar? ¿Terminas lo que empiezas?

Si quieres y te animas puedes dejar tus respuestas en la sección de comentarios, así podemos compartir.

Para finalizar les dejo el link a la página Productive Muslim (Musulmán productivo), un excelente lugar donde encuentran artículos y gran cantidad de recursos específicos para musulmanes, desafortunadamente solo se encuentra en inglés, a quienes conozcan el idioma los invito a echarse una pasado por el sitio Web: Productive Muslim



Imagen propiedad de Productive Muslim, fuente original: http://productivemuslim.com/dhikr-for-the-mum-on-the-run/



[1] Mundo terrenal.
[2] Sermón religioso que se imparte los días viernes.
[3] El imam que da la jutba.
[4] La vida del más allá.
[5] La excelencia. El Profeta (ByP) lo definió como: “adorar a Allah como si lo vieras, pues aunque no Le veas, Él te ve”.
Publicar un comentario
Con la tecnología de Blogger.